Orígenes de la Sonoterapia

El término sonoterapia se refiere a una terapia alternativa que postula el uso de sonidos como tratamiento. Se utilizan cuencos tibetanos o de cuarzo y diapasones afinados a determinadas frecuencias. También se utiliza la voz y el canto de armónicos.

El uso de la música y las canciones en los primeros humanos fue muy probablemente usado como un medio de invocar poderes o fuerzas que permitirían al chamán o curandero la sanación de los enfermos. Los antiguos chamanes han usado tambores, sonajeros, cuencos y otros instrumentos para la inducción de trances místicos asociados a la sanación. En el chamanismo chino encontramos el uso del gong con fines similares.

Por su parte, el canto también era utilizado con fines de sanación o inducción de estados de bienestar, tal es el caso del totemismo, el cual dentro de sus prácticas involucra la utilización de sonidos, como la imitación de animales considerados sagrados, para la invocación de cualidades paranormales o la rogativa por beneficios sanatorios.

Algunos estudios en el campo de la psiquiatría y la psicología han reportado efectos benéficos en la salud mental a la exposición a música armoniosa traducidos en estados anímicos positivos y relajantes, por lo que algunos sonoterapeutas invocan a la eufonía como medio de sanación. En sonoterapia la eufonía es producida por la generación de series de armónicos. Los cuencos tibetanos, así como las campanas, otros metalófonos y aerófonos, tienen la propiedad de generar sobretonos de manera natural, los cuales cuando son armónicos producen eufonías.

Principio de Eufonía

Efecto acústico agradable que resulta de la combinación de sonidos en una palabra o en una frase. La eufonía es, etimológicamente, ‘buen sonido’ y se aplica en la lengua a la sonoridad de las palabras que los hablantes consideran agradable. Lo opuesto es la cacofonía. A la eufonía contribuyen la proporción con que se combinan las vocales con las consonantes.

Las ondas alfa u ondas de Berger” son un tipo de ondas cerebrales cuya oscilación electromagnética comprende el rango de frecuencias de 8-13 Hz las cuales están asociadas a la sincronía neuronal en las zonas del tálamo y sobre todo del lóbulo occipital durante períodos de relajación, con los ojos cerrados, pero todavía despierto.

Muchas terapias alternativas plantean, entre otros objetivos, la generación de este tipo de ondas para la inducción de los estados de relajación a los que están asociados. En el caso de la sonoterapia se considera que es la vibración la que genera dichas ondas.