Canto Gregoriano

Desde su nacimiento, la música cristiana fue una oración cantada, que debía realizarse no de manera puramente material, sino con devoción o, como decía Pablo de Tarso: «Cantando a Dios en vuestro corazón». El texto era pues la razón de ser del canto gregoriano. En realidad el canto del texto se basa en el principio, según San Agustín, «El que canta bien, ora dos veces».

En “El Quijote”, Cervantes expresa que “quien canta sus males espanta”

El canto gregoriano jamás podrá entenderse sin el texto, el cual tiene prelación sobre la melodía y es el que le da sentido a ésta. Por lo tanto, al interpretarlo, los cantores deben haber entendido muy bien el sentido del texto. En consecuencia, se debe evitar cualquier impostación de voz (sin sobresaltos) de tipo operístico en que se intente el lucimiento del intérprete.

________________________________________________________

Días de Ventas y asesoramiento

Miércoles y Viernes de 16:00 a 20:00 hs.

Llamar por otros horarios
+54 9 11 3200-9603

Misiones 857 – San Isidro – Pcia. Buenos Aires – Argentina

Google Maps: https://goo.gl/maps/WmRDusPrSGU2